Hidroestufas de PELLETS

¿Te interesan las hidroestufas de PELLETS?

Escuchamos tus necesidades. Estudiamos y analizamos con profundidad tu caso. Te hacemos un presupuesto con la solución más adecuada y óptima.

¿Qué son las hidroestufas de PELLETS?

La hidroestufa es una caldera de biomasa compacta, con estética de estufa de aire, para instalarse en un salón, cocina u otra estancia. Calienta el agua del sistema de calefacción y el depósito de agua caliente sanitaria (opcional).

Al disponer de un cristal en la puerta, permite ver el fuego y conseguir un ambiente más agradable dentro de la vivienda. Por el contrario las calderas se instalan fuera de la vivienda, por ejemplo garaje, para el mejor aprovechamiento de la vivienda.

Se trata de hidroestufas compactas y de sencilla instalación, incorporan bomba de impulsión, vaso de expansión y válvula de seguridad, lo cual permite instalar la hidroestufa en cualquier punto de su vivienda sin
necesidad de grandes obras y sin accesorios extras de fontanería.

Ventajas de la calefacción de pellets

No emplean combustible de origen fósil, sino que funcionan con pellets, que son unos pequeños cilindros de serrín que se utilizan en algunos aparatos de calefacción como biomasa sólida para la combustión. Por tanto, son naturales, respetan el medioambiente y no contaminan; es energía limpia, renovable y biodegradable. Además, como es un residuo de la madera, su uso no implica talar árboles ni deforestar bosques.

Usar pellets para las estufas es un modo económico de calentar el hogar sin pagar mucho en calefacción. Es mucho más barato que la luz, que el gas natural y que el gasóleo. Solo necesitarás adquirir una estufa que funcione con pellets y una caldera especial para este tipo de combustible, si quieres extender su uso al agua caliente. A pesar del precio, como los pellets son energía renovable, el Estado otorga subvenciones para la adquisición de estos aparatos, por lo que conseguiremos ahorrar algo en el precio de nuestra caldera o estufa.

Ni siquiera cuando se queman. Los pellets no desprenden ningún tipo de olor, todo lo contrario que otros combustibles como el gasóleo.
El uso de los pellets como material de combustión apenas desprende humo, a diferencia de otros aparatos de calefacción. Por si esto fuera poco, es casi imposible que se produzca una explosión en una estufa o caldera que funciona con pellets.
Casi todas las estufas cuentan con un sistema de autorregulación que permite que estas se encienden o se apaguen solas y ajusten la potencia en función de la temperatura de esa estancia.

Las estufas son muy sencillas de usar, no es necesario tener conocimientos específicos para ponerlas en marcha.

 Los pellets son muy fáciles de transportar (a diferencia de las bombonas de butano o la leña) y también de almacenar. Asimismo, pueden durar bastante tiempo si se conservan aislados de la humedad. De este modo, podremos adquirir pellets y guardarlos en un lugar fresco y seco para usarlos cuando los necesitemos.

 Aunque su uso habitual es como sistema de calefacción, ya hemos comentado que puede emplearse igualmente para calentar agua en casa, ya que hay calderas especiales que funcionan con este biocombustible. A ello hay que añadir que los pellets también pueden usarse para cocinar, es decir, podemos utilizarlo como combustible para preparar alimentos a través de una termococina que funcione con pellets.

Pellets

 Pellets

Proveedores

Solo trabajamos con los mejores en Hidroestufas de PELLETS